top of page

Creando espacios para el cambio


En nuestra vida diaria nos enfrentamos a decisiones, algunas más fáciles que otras. ¿Alguna vez has sentido que tus pies están atascados en cemento? “¿Qué pasa si tomo la decisión equivocada?” “No sé cómo me siento acerca de esto” “Todo el mundo me juzgará si me equivoco”. Fomentar estos pensamientos genera indecisión y puede ser paralizante. El asunto es que en algún momento tomarás la decisión equivocada o dirás algo incorrecto; eres humano(a) y es inevitable. Tan pronto puedas hacer las paces con esto, encontrarás la libertad de una manera que nunca has experimentado. He tenido varias conversaciones con cuidadores que han tenido dificultades para procesar sus sentimientos durante la última semana. Ya sea tratando de hacer que una relación personal funcione, desafíos de comunicación, experimentando las emociones después de la muerte de un ser querido o cambiando de carrera, el mismo sentimiento subyacente de sentirse fuera de control. Estos son tiempos para sentir tus emociones sin preocuparte de que los demás te juzguen ni tratar de hacer feliz a otra persona. Intenta estar en el momento presente, habla respetuosamente tu verdad (a otros y a ti), expresa tus emociones de una manera congruente para ti y luego da el siguiente paso. Pueden ser pequeños pasos o una gran decisión o cambio, pero si no eres congruente contigo mismo, nadie se beneficia. La vida pasa realmente rápido como para desperdiciarla en una relación que no funciona, o usando parámetros de relaciones pasadas con tus relaciones actuales, o para arrepentirte de las cosas que desearías haber hecho o experimentado. En el cuidado familiar, las cosas pueden complicarse, lo entiendo. El blanco y el negro se vuelven grises con bastante rapidez. He estado en esa posición, y como decía mi mamá: "la experiencia habla". Estaba en lo cierto. A menudo desearía tener una varita mágica, una receta mágica que pudiera entregarle a todos ustedes. Lo mejor que puedo seguir ofreciendo es animarte a que te cuides primero y encuentres algo que haga feliz a tu corazón. Que pidas ayuda a los que están a tu lado dispuestos a ofrecerla, que te honres a ti mismo(a) como a tu ser querido por lo que eres y no eres, y a hacer las paces con ello. Cambia tu forma de pensar, cambia tu vida. Sé gentil contigo. Mis mejores deseos, Cyndi Mariner

Breathing Spaces

10 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page